Home  |  Search  |  Sitemap  |  Contact  |

pnf para todos

                   
Anonymous visitor
Problems logging on? Make sure your browser accepts cookies!

Funciones de los bosques y la naturaleza

 
Sección de Referencia de los Mecanismos Financieros
 
 
Estas páginas aclaran que los bosques son parte de un ecosistema que tiene más que ofrecer que sólo madera y PFNMs. Se sostiene que los tremendamente invisibles y “libre para todos” servicios medioambientales son demasiado ignorados en el manejo de los bosques y la naturaleza, mientras que la inclusión de estos valiosos servicios ofrecería oportunidades para ampliar y diversificar las estrategias de financiamiento para el manejo forestal sustentable.
 
 
Tratamos los siguentes temas:

¿Por qué necesitamos definir las funciones de los bosques y la naturaleza?
Categorías de las funciones medioambientales
Características de las funciones medioambientales
¿Pagar por las funciones medioambientales?

Pago por la regulación del clima

Pago por servicios de protección de la cuenca

Pago por biodiversidad
Pagar por bellos paisajes

 

¿Por qué necesitamos definir las funciones de los bosques y la naturaleza?

Las funciones se definen como los posible usos del medioambiente para los seres humanos. Las funciones medioambientales se pueden traducir en una variedad de bienes y servicios medioambientales. Las discusiones sobre “la importancia del bosque y la naturaleza” pueden ser más claras y más específicas si se sabe sólo qué hace a la naturaleza tan importante.  Es difícil decir qué tan valioso es un bosque en resumen. Es más práctico, primero, enlistar sus funciones y tratar de valorizar cada una de ellas. Sin embargo, enlistar los bienes y servicios medioambientales entregados por un ecosistema no es fácil. De hecho, el conocimiento y entendimiento de cómo las funciones forestales, por ejemplo, aun están severamente limitadas. Ahí permanece considerablemente incierto debido a las dinámicas del ecosistema forestal. Los procesos interactivos en los bosques tropicales son complejos y comprendidos de forma inadecuada. Cuando una alteración o conversión pudiera ser irreversible, aun es incierto. Más aun, un bosque debe ser considerado más que una mera colección de funciones. Muchas funciones son interdependientes o interrelacionadas.
 

Categorías de las funciones medioambientales

De Groot (1992) estableció una clasificación de las principales funciones de la naturaleza; éstas están descritas abajo. Ejemplos de bienes y servicios medioambientales de estas funciones entregadas, se pueden encontrar en el cuadro de más abajo. 
1.       Función de producción: bienes y servicios entregados por la naturaleza;
2.       Función de regulación: bienes y servicios que son entregados por la capacidad de los ecosistemas para regular los procesos ecológicos esenciales y los sistemas de soporte vital;
3.       Funciones del portador (también conocida como función de hábitat): bienes y servicios que son entregados por los ecosistemas a través del espacio y sustrato adecuado o medio para el sistema en si así como también para muchas actividades humanas;
4.       Funciones de información: bienes y servicios que no involucran un efecto o resultado mesurable físicamente de un ecosistema pero que contribuye al bienestar humano por su importancia para la religión, cultura o bienestar individual.
 
 
Funciones de producción
Funciones de regulación
Funciones del portador o hábitat
Funciones de información
Alimentación y nutrición
Regulación de CO2 (ej. Por árboles o arrecifes de corales)
Hábitat para los indígenas
Información estética, espiritual, religiosa y cultural o artística
Oxígeno
Fijación de energía solar y producción de biomasa
Bellos paisajes para recreación y turismo
 
Información histórica (herencia)
 
Agua
Regulación del clima
Cultivo
Información educacional y científica
Biodiversidad y recursos genéticos
Protección de la cuenca y captación
 
 
Materias primas para manufactura
 
Protección por la erosión
 
 
Combustible y energía
Acumulación y/o reciclaje de materiales orgánicos
 
 
Forraje y fertilizante
 
Formación de capa vegetal y mantención de fertilizante de tierra
 
 
 
Bioquímicos
Mantención de diversidad  biológica
 
 
 
Recursos medicinales
Acumulación y/o reciclaje de la contaminación humana
 
 
Ornamentos
 
 
 
 
 

Características de las funciones medioambientales

Las características de las funciones medioambientales (o sus bienes y servicios) son importantes para el manejo forestal sustentable y su financiamiento. El valor de una función depende en gran parte del valor de su posible uso para los seres humanos. Si una función es importante para nosotros, tiene un alto valor. No sólo es importante el posible uso de una función sino que también su escasez. El oxígeno, por ejemplo, es muy valioso para los humanos, pero no es escaso ni tiene precio. Es importante distinguir entre valor y precio.
 
Otra característica es la comercialización. En otras palabras: ¿las funciones pueden ser comercializadas en el mercado? Si es así, puede considerarse un bien privado, o derechos (usuario) pueden ser asignados a ello; si no, es más bien un bien público y (usuario) derechos que son difíciles de asignar. La madera, por ejemplo, es muy comercializable pero la protección de la cuenca o la regulación del clima es mucho más difícil de comercializar.
  
La sustentabilidad  de una función es el uso de una función sin estar agotada.
Los contenidos de nutrientes en la tierra son limitados, por ejemplo, si la tierra se extrae a través de la cosecha continua, los nutrientes se necesitan volver a llenar por la adición de fertilizantes. Pero una función como una información estética, por ejemplo, un hermoso paisaje, no se reduce si alguien lo mira.
   
Si es que el uso de una función tiene conflictos con otras funciones también es importante. ¿Llevará el uso de una función particular a un deterioro en la cantidad y/o calidad de otras funciones? Un ejemplo de este es el perjuicio o daño para la biodiversidad en una reserva natural causada por el turismo intensivo.
   

¿Pagar por las funciones medioambientales?

El creciente impacto humano en los ecosistemas del mundo y la concurrente explotación y  degradación han llevado a severos daños. La Evaluación del Ecosistema del Milenio (2205) indicó que en muchos lugares el daño es irreparable (o que los costos de reparación sean mayores a los “beneficios” de explotación inicial). Una de las causas de la pérdida de las propiedades del ecosistema es el insuficiente reconocimiento y la conciencia del valor social y económico de algunas de sus funciones. Esto no aplica mucho para los bienes medioambientales como la madera y PFNMs sino más bien para los servicios medioambientales como la regulación del clima mundial; la protección de las cuencas para evitar la sedimentación de los ríos y para asegurar agua mineral limpia; biodiversidad; y bellos paisajes.    
 
En un creciente número de casos de instituciones han logrado atribuir un valor económico (o incluso monetario) a estos servicios. El pago por estos servicios es hacer estos valores visibles y se aumenta la regulación a través de los mecanismos del mercado más notablemente al pedir al usuario del servicio medioambiental que pague (o compense) la administración del recurso para producir el servicio. Similar al principio de “pagos del contaminador”, uno puede llamarlo principio de “pagos del beneficiario”. Esencialmente lo que se hace es atraer a los financiamientos nuevos y adicionales sobre las ya existentes como venta de madera, medidas fiscales y subsidios para financiar los bosques y la conservación de la naturaleza.
 
Estos, que a menudo se refieren a  “mecanismos de financiamiento innovadores”, son sin embargo no siempre fáciles de implementar. No es simple exactamente definir y atribuir un valor monetario a la “biodiversidad”. Es difícil crear un ambiente favorable donde los derechos de tierra y de recursos sean claros; donde la legislación y políticas necesarias estén en el lugar; donde la planificación y la toma de decisiones sean transparentes y equitativas; y donde haya capacidad para facilitar los procesos de multiactores y se paguen los costos (iniciales) de transacción.
   
 
Algunos ejemplos de “pago por los servicios medioambientales” se entregan aquí. Más detalles se pueden encontrar en la sección de casos de estudio.
 
 
 
¿Pago por servicios medioambientales?
Pago por la regulación del clima – experiencia de Costa Rica con la comercialización del carbono
 
El proyecto CARFIX (Fijación de Carbono) en Costa Rica se estableció en 1995 con los objetivos de proteger los sumideros de carbono en una importante área protegida, aumentar la captura de carbono en la zona de transición y entregar oportunidades de inversión para los inversionistas extranjeros  y dueños de tierras locales. El Fondo Nacional para el Financiamiento Forestal (FONAFIFO) se estableció para acceder al financiamiento no gubernamental para la promoción de las actividades forestales en los bosques de dueños privados. Esto fue seguido en 1996 por la creación de la implementación la Oficina Costarricense de Implementación Conjunta (OCIC), una oficina semi autónoma.
 
Con el apoyo del Banco Mundial y del Consejo de la Tierra, OCIC desea vender los “Certificados de Mitigación de Emisiones de Gases de Efecto Invernadero” (CTOs) en la bolsa de valores de Chicago. El primer lote de CTOs se vendió en 1996 a un consorcio Noruego por US$ 2 millones (200.000 toneladas de carbono @ US$ 20/ton, equivalente a US$ 2.70/ton CO2). Esto fue reinvertido en la creación de la siguiente oferta de CTOs. La OCIC planea vender CTOs por 18 millones de toneladas de carbono a ser retenidos a través de los programas de áreas protegidas, el cual busca consolidar la protección de 28 parques nacionales que cubren 570.000 hectáreas. Los recibos de CTOs serán utilizados además para el pago de los servicios medioambientales para los dueños de los bosques y para varias otras iniciativas medioambientales.
 
La experiencia Costarricense entrega un modelo institucional para el comercio de carbono. FONAFIFO, bajo el Ministerio de Medioambiente recibe y evalúa solicitudes de proyectos exigiendo el pago de carbono (como intercambio de la transferencia de los derechos de comercialización de carbono al gobierno), conduce la verificación en terreno, realiza los pagos e implementación de los campos de los monitores. Estos proyectos incluyen la reforestación de pastizales, cultivo en la zona de transición, manejo del bosque natural  primario y secundario y la medición para la reducción de tala ilegal. FONAFIFO calcula los beneficios de la fijación de carbono de los proyectos y aprueba las cifras a OCIC.
 
 
Fuentes: Heindrichs, 1997; Stuart y Moura Costa, 1998; Luzuriaga, 1997, en Richards (1999).
 
 
¿Pago por servicios medioambientales?
Pago por servicios de protección de la cuenca - ejemplos
 
Intentos para establecer el pago regular de los usuarios río abajo hasta los que entregan servicios río arriba han tomado numerosas formas y han utilizado variados mecanismos de financiamiento innovadores.
 
  • Enfrentado la creciente escasez de agua, los granjeros en el Valle del Cauca en Colombia han conformado asociaciones de usuarios de aguas para invertir en la protección de las áreas de la cuenca río arriba. Las asociaciones representan la demanda de las comunidades locales para la protección de la cuenca y ellos generan las finanzas necesarias para cargar una tarifa de usuario vinculada con el consumo estimado de agua. Inicialmente ellos negociaron contratos de manejo con los dueños de las tierras río arriba para asegurar el uso compatible de la tierra con los objetivos de la protección de la cuenca (Echavarria y Lochman, 1998; Perrot-Maitre y Davis, 2001).
  • La municipalidad de Pimampiro en Ecuador no tenía un suministro propio de agua hasta la la realización de inversión en la infraestructura y la zona de captación de agua río arriba. Una ONG local, CEDERENA asistió a la autoridad local en diseñar una fundación para el pago de los servicios medioambientales que se basan en una tarifa de usuario como parte del precio del agua mineral. El interés de la fundación está dividido entre los dueños de la tierra en la zona de captación en la tierra alta, bajo un acuerdo de paraguas que define un esquema de manejo sustentable para la zona. El pago es igual a US$ 1 mensual por hectárea de bosque y medio dólar por hectárea de praderas (Hofstede y Alban, en ETFRN, 2002/2003; Echavarria et al, 2004).
 
¿Pago por servicios medioambientales?
Pago por biodiversidad - ejemplos
 
La Asociación de Ecosistemas Críticos es una Fondo de Fideicomiso de Conservación que capta recursos financieros para la conservación de la biodiversidad en el mundo. Conservación Internacional (CI) recientemente fundó una iniciativa para promover la biodiversidad amigablemente del cacao a través de la combinación de cacao y plantación de árboles en África Occidental. Este modelo de producción de cacao de sombra protege la biodiversidad al mantener ecosistemas de árboles en las granjas y previene la conversión de bosques tropicales a plantaciones de cacao. Los beneficios locales incluyen el control de la maleza, mantención de la fertilidad de la tierra a través de aplicación de materias orgánicas, control de la erosión , reducir los requerimientos de fertilizantes y pesticidas químicos e ingresos adicionales de los PFNMS.  Conservación Internacional desea generar recursos finacieros adicionales de la certificación  (“productos verdes”) del cacao asumiendo que los consumidores tienen la disposición de pagar por la biodiversidad protegida (Gutman, 2003).
 
Otro ejemplo de Fondo de Fideicomiso de Conservación que financia la biodiversidad es el Fideicomiso de Conservación de Bosques Impenetrables de Mgahinga y Bwindi en Uganda. Los Parques Nacionales de Bosques Impenetrables Mgahinga Gorilla y Bwindi son áreas con biodiversidad muy rica y han sufrido extensamente por luchas civiles que hubieron a principios de 1990s. El fideicomiso apunta a conservar la biodiversidad a través de actividades de desarrollo comunitario, monitoreo ecológico y apoyo en el manejo de parques. El fideicomiso es gobernado por un consejo de miembros  con representantes de todos los actores claves y es financiado por una inversión de capital que está invertida en la bolsa de valores de Londres y se origina de una subvención de GEF de US$ 4.3 millones. Incluso aunque se reciban más subvenciones de donantes, la inversión total es insuficiente para generar suficientes intereses para pagar por el costo del Fideicomiso y el ajuste estructural era necesario.
 
El pago por la biodiversidad es posible a través de los contratos bio-exploración. Un ejemplo de contrato de bio-exploración es uno entre Merck e INBio, el instituto de biodiversidad nacional costarricense. INBio recolecta y procesa muestras de plantas, insectos y tierra de los parques nacionales y bosques costarricenses y los evalúa para la compañía farmacéutica, Merck. Por el servicio, Merck paga US$ 1 millón, así como también una participación (probablemente entre 1-3%) de los derechos de autor de cualquier droga exitosa desarrolladas con el material entregado. Todos los derechos de patente son de Merck. INBio se estableció como una institución independiente, sin fines de lucro para captar los pagos de la biodiversidad costarricense y este actúa como un organismo central de liquidación. INBio ha firmado varios acuerdos con empresas privadas deseando tener acceso a sus reservas de información genética (Landell-Mills y Porras, 2002).
 
El establecimiento de las Concesiones de Conservación es un medio para utilizar fondos de donantes internacionales para arrendar vastas extensiones de tierra con altos valores de biodiversidad de los gobiernos centrales. Bajo el acuerdo de concesión, una autoridad nacional o usuario de recurso local aceptaría proteger el ecosistema natural como cambio de un flujo regular de compensación financiera de los conservacionistas u otros inversionistas. Las concesiones de conservación presentan una oportunidad alternativa para los países a capitalizarse en vastas extensiones de tierra con altos valores de conservación. En septiembre de 2000, Conservación Internacional obtuvo un “permiso de exploración” del Gobierno de Guyana para establecer una concesión de conservación que protegerá aproximadamente 80.000 hectáreas de bosque prístino.  
 
 
 
¿Pago por servicios medioambientales?
Pagar por bellos paisajes
 
La mayoría de los pagos por bellos paisajes involucran el pago de tarifas de usuarios (Ej. Tarifas de entradas a parques) y el subsiguiente aumento en las tarifas que mejor representan el valor de los “servicios” ofrecidos. En otros casos, las concesiones de servicio de turismo son negociadas o subastadas para reflejar mejor los verdaderos valores.
 
Las empresas de botes y rafting en Costa Rica dependen fuertemente de la mantención de los bellos paisajes a lo largo de los ríos. Al reconocer esto, FONAFIFO, inició un proceso de negociación liderado por las empresas de rafting en el año 2000 para explorar los pagos por la protección de los bosques a los dueños de tierras locales (Landell-Mills y Porras, 2002).